Archivo de la categoría: Jess

Mi madre

“Hora de maleficios. Cuando las tumbas se abren y hiede el infierno.”
William Shakespeare.

Polvo.

Dicen que somos polvo.

Y en polvo nos hemos de convertir.

Mi madre lo repetía continuamente durante las noches que había luna llena. Tomaba mi mano y me guiaba hasta la iglesia del pueblo. Me obligaba a hincarme y mientras mi rostro veía fijamente a un Hombre crucificado, mi madre tomaba un alfiler y pinchaba mi espalda una y otra vez hasta que de entre mis vértebras fluía un líquido vital que era cuidadosamente recabado por las manos de mi progenitora. Seguir leyendo Mi madre

Share

Una triste campana…

Teníamos todo listo.

Una organización de primer nivel.

Una gran convicción hacia el fin perseguido.

Una total fe hacia nuestro líder.

Una capacidad de tener una doble vida sin dejar rastro alguno.

Sesionábamos cada primer jueves del mes en curso. Ahí decidíamos cuál sería la siguiente ubicación para seguir con nuestra conspiración contra el sistema.

Todos los que asistíamos sabíamos perfectamente cuál sería la sanción hacia nuestras reuniones secretas, si las mismas eran descubiertas por el ejército del rey.

Los que sabían de derecho hablaban de un nuevo concepto llamado soberanía nacional y de “Constituciones”; los que sabían de Seguir leyendo Una triste campana…

Share

Natalie

Todas ellas tienen un precio.

Tanto las anoréxicas que bailan semidesnudas, como las espectadoras recatadas que acompañan a sus esposos.

¿Cuál es el precio de la belleza?

No importa qué tan bonita o sensual luzcas, siempre habrá alguien mejor.

La mujer más hermosa que yo conocí no fue aquí, no, para nada, no tendría cabida aquí, todas esas que estás viendo en estos momentos, no le llegan a Mi Natalie; ni la rubia falsa que usa vestido rojo de satín y tiene labios carmesí y baila mostrando la parte inferior de su Seguir leyendo Natalie

Share